Tipos de calderas a gas

Existen 3 tipos de calderas a gas, que usan distintos tipos de tecnologías, pueden ser:

Calderas estancas
Calderas de bajo óxido de nitrógeno NOx
Calderas de condensación

caldera de condensacion

Calderas estancas

Existe una regulación en España vigente desde 2008 que restringe su instalación solamente a viviendas unifamiliares que tengan salida directa por fachada, también la normativa permite instalar las calderas estancvas edificios en altura que tengan conductos de evacuación de doble flujo que terminen en la azotea. La realidad es que la mayoría de edificios no poseen conductos de evacuación que estén adaptados para calderas estancas, con lo cual está prohibida su instalación bajo esas circunstancias. Este tipo de calderas están siendo dejadas de lado privilegiando la instalación de otras más modernas como las de bajo NOx y condensación.

Calderas de bajo NOx

Básicamente se trata de calderas estancas que han sido mejoradas para producir menos partículas contaminantes. Las calderas de bajo NOx son estancas pero tienen quemadores que han sido modificados para producir una llama de una temperatura menor y así reducir considerablemente la emisión de NOx, que es un desecho de la combustión, muy nocivo para el medio ambiente. Utilizando agua o aire, se hace bajar la temperatura de la llama. Generalmente los fabricantes eligen el sistema de enfriamiento de llama usando el agua del circuito de calefacción, que la hacen circular por el quemador.

Calderas de condensación

También son calderas con cámara de combustión estanca y de bajo NOx, pero además son de condensación. Una calderas de condensación viene con un recuperador que reutiliza el calor del vapor de agua para introducirlo nuevamente en el circuito. mientras que parte del calor que una caldera estanca o de bajo NOx se desaprovecha, las de condensación lo recuperan, haciendo más eficiente el consumo energético y aumentando el rendimiento. Las calderas de condensación se conectan a un desagüe, porque el vapor de donde se toma el calor se convierte en agua.

Factores a considerar en la elección de una caldera a gas

Si se tiene acceso a un desagüe es recomendable instalar la caldera de condensación.
Si se dificulta acceder a un desagüe, es preferible instalar una caldera bajo NOx.
En viviendas unifamiliares siendo el único tipo de vivienda donde está permitido sacar el tubo de evacuación directo por fachada, se pueden instalar calderas estancas. También en los edificios en altura cuando existan conductos adecuados.
Un factor importante a considerar en la elección de una caldera es su potencia. En casas de hasta 160 m2 se pueden elegir calderas de 24 ó 25 kw para calefaccionar. Por sobre esas dimensiones se debe optar por calderas de 28 ó 30 kw. Si además la caldera provee agua caliente, hay que tener en cuenta cómo es su consumo. Si puede llegar a ser simultáneo se instalará una caldera de 28 kw ó más en agua caliente, sino con una de 24 ó 25 kw es suficiente.