Consumo energético de calderas

Calderas de condensación

Son compactas, fáciles de utilizar y duraderas, además de resultar más seguras, eficientes y ahorrativas. Tienen un alto rendimiento y se basan en el aprovechamiento del calor de condensación de los humos de la combustión.

consumo energia caldera

A partir de esta tecnología, se consigue un ahorro de hasta el 30% en el consumo de energía y se reducen, hasta en un 70%, las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) y dióxido de carbono (CO2). Al quemar el combustible, se genera una cantidad de vapor de agua altamente energético.

En las calderas tradicionales este vapor se expulsa junto al resto de gases generados. En cambio, en este procedimiento se baja la temperatura de estos gases para que condensen, mientras que aprovechan el calor latente que desprenden. El vapor de agua contenido en los gases de combustión contiene energía y esta es recuperada y transformada. La condensación, reduce las emisiones contaminantes a niveles significantes. Esta tecnología aumenta significativamente su eficiencia, (el rendimiento llega a ser de hasta el 109%).
Son el sistema perfecto para fusionar con sistemas solares térmicos, ya que posibilitan el ahorro de más de la mitad de la energía en comparación a las calderas convencionales (se puede llegar a economizar en un 30% la factura de gas).

Calderas murales de condensación

Permiten la integración otras fuentes de energía: instalación solar térmica, estufa, caldera de pellet o de leña, bomba de calor.
El sistema constituido por la caldera mural de condensación y un acumulador solar de inercia combina ambas tecnologías. A través del acumulador, la energía solar se utiliza para la calefacción y para la distribución de agua caliente. Proporciona un ahorro en el consumo de gas de hasta el 55% respecto a las instalaciones convencionales.

Calderas de pie a gasóleo

En ocasiones, los requerimientos de potencia para el servicio de calefacción y agua caliente sanitaria sobrepasan las prestaciones de una caldera mural. Por otra parte, el gasóleo es la única fuente de energía disponible en el caso de urbanizaciones aisladas, viviendas unifamiliares o casas de campo.

Junkers facilita una amplia oferta para la obtención de agua caliente con la gama de calderas de pie a gasóleo. La coordinación de la caldera de fundición, el quemador de llama azul y la regulación EMS de Junkers permiten un rendimiento máximo del equipo de hasta un 96%. El sistema de regulación y el programador digital de la combustión integran un sistema de detección y diagnóstico de funcionamiento y anomalías en el sistema. Así garantizan un control permanente y facilitan el mantenimiento preventivo de la instalación para un máximo ahorro.

Más información

Calderas de bajo consumo
Consumo de una caldera encendida
Tipos de caldera de bajo consumo
Cómo elegir tu caldera
Ahorro de energía en viviendas con caldera
Certificador energético